diciembre 12, 2018 Noticias No hay comentarios

Hace unos días se retiró con éxito la pulsera dotada de un dispositivo GPS y un TDR (medidor de profundidad), colocada el año pasado a la hembra reproductora “Femea Y”. Esta operación fue realizada por técnicos experimentados para recuperar el sistema sin molestar a los animales.

Esta pulsera, la cuarta colocada en foca monje en las Desertas en el marco del proyecto LIFE Madeira Monk Seal, permitirá tener más información sobre los movimientos en el mar de estos animales, identificando potenciales hábitats críticos.

Written by Life Madeira